Compartir

Los Mossos d'Esquadra, en colaboración con la Guardia Civil, salvaron la vida de una mujer brasileña de 25 años el martes, después de que ésta contactara con una amiga suya, que se encontraba en Londres, gracias a la red inalámbrica de un hotel barcelonés.

Al parecer la joven se encontraba retenida por un grupo de narcotraficantes en alguna ubicación cercana al mencionado hotel, en el distrito barcelonés de Sants-Montjuïc, donde fue maltratada y agredida sexualmente, tal y como informa 'ABC'. 

Desde allí pudo conectarse a la red wifi del hotel, gracias a que esta no tenía contraseña y contactar con una amiga a la que denunció los hechos.

Según un comunicado emitido por los Mossos, la investigación, que comenzó hace medio año, ha concluido con la detención de 5 personas: dos hombres italianos, dos españoles y un holandés, presuntos miembros de una red dedicada al narcotráfico y al fraude electrónico. 

La joven pudo alertar a su amiga a través de un mensaje, enviado desde una aplicación de mensajería instantánea, y que la policía, en el trascurso de la investigación, logró interceptar.

Tras percatarse de lo hechos, los agentes acudieron al piso y lograron liberar a la joven, que presentaba diferentes lesiones en la cara y en el cuerpo y fue trasladada a un hospital de Barcelona. Además de liberar a la mujer, la policía encontró en el piso una plantación de marihuana, dos kilos de hachís, y 1.375 euros en metálico

Se ha comprobado que los detenidos eran los responsables de una asociación canábica en la localidad de Sant Adrià del Besós (Barcelona), y  los agentes han determinado que el jefe de la organización, de nacionalidad italiana, se habría trasladado con la víctima a Barcelona después de iniciar una relación con ella, aunque sin embargo,  la hacía trabajar en el cultivo de marihuana, la amenazaba y agredía.