Compartir

Un vídeo subido a una cuenta de Twitter ha despertado la indignación de los usuarios. En él se puede ver cómo una bañista recibe una paliza por parte de un policía que intenta reducirla en una playa de Nueva Jersey (Estados Unidos)

Según diferentes medios locales, la joven que recibe los golpes ha sido identificada como Emily Weinman, tiene 2 años y originaria del estado de Pennsylvania. Fue agredida después de que unos oficiales se acercaran al grupo en el que se encontraba y tras pedirles que se identificaran, les realizaron una prueba de alcoholemia ya que se encontraban consumiendo alcohol en la playa.

“No tienen nada más que hacer”, espetó la joven cuando los agentes le  pedían la documentación, y esas palabras desencadenaron la furia de los agentes, que procedieron a su arresto,  no sin antes emplear una fuerza desmesurada.

“Me arrojó al suelo y golpeó mi cabeza contra la arena”, dijo Weinman, que estaba con su padre, su bebé de 18 meses y una amiga, en el momento de la agresión.