Compartir

Un apartamento sellado por la policía no fue impedimento para que un ladrón entrara a robar y sustrajera objetos valorados en 13 mil dólares, más de 11 mil euros al cambio.

El robo se realizó en un apartamento del barrio de Chelsea, en Nueva York (Estados Unidos). La casa estaba precintada por las autoridades como consecuencia de la muerte del propietario, Marcus McHugh, la pasada semana.

El miércoles, la madre del fallecido descubrió el robo de varios objetos cuando acudió al apartamento con las autoridades para recuperar algunas pertenencias.

Cuando llegaron a la casa, encontraron que el sello policial que precintaba la puerta había sido retirado. En el interior de la casa, la madre aseguró que varios objetos habían sido sustraídos, entre ellos un brazalete, un collar, un abrigo de piel y una funda de cuero, según ha informado 'El diario'