Compartir

Una carretera polaca, cercana a la localidad de Graboszevo, ha quedado inundada de chocolate, después de que un camión cargado con 12 toneladas de esta sustancia haya sufrido un grave accidente. 

La carretera ha tenido que ser cortada al tráfico, y los equipos de emergencia han tenido que emplear agua caliente para poder limpiar la zona.

De momento se desconocen las causas de este accidente que han convertido a esta autovía en una de las más deseadas por los amantes del chocolate.