Compartir

El cadáver de un joven de 20 años ha sido rescatado de una de las paredes de un baño para mujeres en un centro comercial en Calgary, Alberta, Canadá.

Un trabajador de mantenimiento del centro comercial Core, hizo un descubrimiento espeluznante cuando se dispuso a arreglar uno de los inodoros que se había estropeado en uno de los baños para mujeres del edificio.  El trabajador descubrió un cadáver dentro de un respiradero, detrás del retrete roto.

Según informa el 'Washington Post', el hombre de 20 años, y cuya identidad no ha trascendido, entró al baño de mujeres en el cuarto piso del centro el viernes por la noche mientras estaba vacío. Una vez dentro, se coló en un respiradero detrás de los inodoros, se quedó atascado y, por causas desconocidas, falleció.

Por el momento, las autoridades han decidido no difundir el nombre del fallecido ni la causa de la muerte, aunque descartan que se trate de un caso de voyerismo.

Un portavoz del centro comercial aseguró que el trabajador que descubrió el cadáver tuvo que recibir tratamiento psicológico y se le ha concedido la baja mientras “lidia con lo que sea que esté pasando”.