Compartir

El mundo del arte no da crédito ante lo sucedido en Francia. La alarma ha saltado en el museo dedicado a la figura del pintor Étienne Terrus, al descubrirse que 82 pinturas son falsas. 

Fue el historiador Eric Forcada quien se encargó de verificar la autenticidad de las obras y, posteriormente, de comunicar a los responsables del museo francés que la mitad no eran verdaderas. 

Según BBC, los responsables habían comprado las pinturas, los dibujos y las acuarelas para el museo durante 20 años.

Forcada descubrió, según France Bleu, que en algunos de esos cuadros aparecían edificios construidos una vez que el pintor ya había fallecido.   

El Ayuntamiento de Elne, localidad en la que se encuentra el museo, ha presentado una denuncia ante las autoridades por falsificación.