Compartir

El pasado 19 de marzo, un niño de 12 años quedó atrapado en la piscina del hotel Avista Resort, ubicado en North Myrtle Beach, en Carolina del Sur (EE.UU.), tal y como informa 'Myrtle Beach Sun News'.

Las cámaras de seguridad del recinto captaron el terrible y angustioso momento en que un niño quedó succionado por el desagüe de la piscina.

Al parecer, la víctima jugaba con otro niño, despreocupado en el agua. Uno de ellos tuvo la ocurrencia de quitar una de las rejillas de seguridad de la piscina, y el otro, la osadía de explorar el descubrimiento.

Una de las piernas del aventurero quedó atrapada, lo que provocó que no pudiera salir a la superficie y quedase sumergido en el agua. De inmediato, el otro niño implicado pidió auxilio, y varios huéspedes acudieron en su ayuda. 

Al no poder rescatarlo,  uno de los hombres que acudió en su ayuda comenzó a insuflarle aire, realizándole el boca a boca bajo el agua para mantenerlo con vida.

El niño pasó alrededor de 9 minutos sin poder salir a la superficie. Fueron unos policías que acudieron tras ser alertados, quienes finalmente lograron liberarlo.

Al parecer, el menor ha sobrevivido a la tragedia, aunque se desconoce su estado de salud,