Compartir

Un buey desorientado ha sembrado el pánico en Lloido, Álava. El animal se escapó del remolque que lo transportaba mientras estaba en un semáforo en rojo. Después el animal se coló en un aparcamiento cercano donde ganaderos y policías intentaron controlarlo.

El buey, asustado, salió corriendo y provocó daños en vehículos aparcados y carreras entre los viandantes.

Finalmente, la Ertzaintza tuvo que disparar para abatirlo tal y como se puede ver en las imágenes de Antena 3.