Compartir

Los visitantes de un zoológico en el sureste de China mataron a un canguro y lesionaron a otros tantos cuando les arrojaron varios ladrillos en un intento de ver a los marsupiales saltar, según han informado medios locales.

Los hechos sucedieron el pasado 28 de febrero, en el zoológico de Fuzhou, en la provincia de Fujian, informó la Televisión Central de China. 

El canguro fallecido, una hembra de 12 años recibió el impacto de varios ladrillos que le provocaron heridas graves heridas, el día de los hechos. Posteriormente, el informe médico reveló que había muerto como consecuencia de un golpe que le rompió un riñón.

A las pocas semanas el incidente volvió a repetirse, esta vez un canguro de 5 años resultó gravemente herido y tuvo que ser atendido de urgencia por los veterinarios quienes le colocaron una sonda para alimentarle.

Según los informes, los visitantes del zoo trataban de ver a los canguros en acción por lo que intentaron provocarlos con la ayuda de las piedras. No se han producido detenciones en relación a lo sucedido.