Compartir

Una compañía de aguas residuales de Cheltenham (Reino Unido) sacó de su sistema de alcantarillado un objeto que estaba causando un bloqueo importante en el flujo de líquido.

Severn Trent, un trabajador de la compañía, rescató de las profundidades unas bragas, de la talla 14, que estaban marcadas con el nombre de “Eileen”.

La depuradora publicó las imágenes de la prenda con la intención de avisar a la población de que tirar cualquier cosa por el inodoro no es una buena idea. Al parecer, tal y como informa 'Sky News', no es el único objeto extraño con el que sus trabajadores han tenido que lidiar en el día a día: 

“Encontramos todo tipo de cosas en nuestras alcantarillas y en las obras de tratamiento que simplemente no deberían estar allí porque podrían causar bloqueos”, comentó el trabajador.