Compartir

Una adolescente japonesa, de 14 años, ha sido arrestada por haber robado, de casa de una amiga, 10 millones de yenes en efectivo , unos 75.000 euros. A continuación, la joven repartió la cantidad entre sus compañeros de colegio para no ser excluida del grupo, aseguraron fuentes policiales.

La niña estudia tercero de secundaria en una escuela del distrito tokiota de Koto, y robó el dinero de la casa de una compañera durante varias visitas a lo largo de los meses de enero y febrero. 

Cuando reunió la cantidad indicada, la repartió entre 10 estudiantes de su clase, según recogen medios locales.  

A cada uno de ellos les entregó cerca de un millón de yenes, con la intención de recuperar su amistad después de haber sido excluía del grupo.

A mediados de febrero, fue la madre de la detenida quien informó del caso a la policía, tras encontrar una bolsa con dinero dentro del armario de la menor. Según el testimonio de la madre, su hija le contó que un desconocido le había pedido que lo guardara, tal como recoge la cadena pública 'NHK'.

El domingo, tras ser arrestada, la menor admitió los cargos. 

La policía ha recuperado 7,9 millones de yenes, según ha informado la agencia japonesa 'Kyodo'.