Compartir

Trabajadores del Centro Médico Dujiangyan, en la provincia de Sichuan, en China, extrajeron del estómago de un paciente un mechero que, supuestamente, se había tragado hace 20 años.

El hombre, cuya identidad no ha trascendido, llegó al centro aquejado de fuertes dolores abdominales. También aseguró que cuando iba al baño, sus excrementos tenían restos de sangre. 

Los facultativos le realizaron una gastroscopia y descubrieron que en el interior de sus tripas había un objeto extraño.”Era negro y largo”, explicó Qiu Changwei, director de gastroenterología del Hospital. “Sospechamos que probablemente era un encendedor”, comentó según 'Kankan News'.

Cuando fue preguntado por lo médicos, el paciente recordó que hacía 20 años se había tragado un mechero pero que nunca le había causado dolores hasta ahora.

Los médicos pudieron extraer el utensilio sin problemas. 

El encendedor, como consecuencia de los jugos gástricos, estaba parcialmente corroído.