Compartir

Las cámaras de seguridad de una carretera deYiwu, una ciudad en la provincia central de Zhejiang, en China, grabaron el momento en el que los fuegos artificiales, que trasportaba un coche, se prenden fuego y estallan dentro del automóvil.

Al parecer, y según fuentes de la policía, uno de los ocupantes del vehículo encendió un cigarrillo, lo que provocó la deflagración de la pirotecnia.

En el vídeo se puede apreciar cómo el automóvil, de color rojo, espera delante de un semáforo. De repente, una espesa cortina de humo comienza a salir por las ventanillas, y, a continuación, los ocupantes bajan apresuradamente para salvar sus vidas. 

Del maletero, varios cohetes salen disparados y un taxista, que circula detrás del vehículo afectado, abandona rápidamente la escena para preservar su seguridad. 

El vídeo fue compartido por el portal 'LiveLeak'