Compartir

Shelly McCullar, una madre, originaria de los Estados Unidos, escribió avergonzada un mensaje en Facebook, en el que disculpas por la polémica generada por causa de la camiseta que su hijo Anthony había llevado a la escuela.

La confusión ocurrió cuando una amiga de la familia regaló al joven una bolsa con ropa usada para que Anthony pudiera disponer de fondo de armario.

La madre no revisó las prendas y le permitió al niño que escogiera la que más le gustase para ir con ella al colegio.

Anthony fue lo que hizo. Eligió una camiseta roja, estampada con lo que creía que era la 'M' de McDonald's, pero en realidad era algo mucho menos inocente.

El chico utilizó la prenda durante todo el día y no fue hasta que llegó a su casa por la tarde, cuando su madre se dio cuenta del verdadero estampado.

McCullar escribió en su perfil de la citada red social: “Una vez más, mis más sinceras disculpas a los maestros y al personal de la Primaria Travis. ¡Prometo que de ahora en adelante controlaré lo que se pongan mis hijos! ¡No tenía idea de que Anthony llevara esto a la escuela!. Sólo por aclararlo, nunca dejaría que mi hijo usase algo como esto. Un amigo me había dado algunas prendas de vestir para Anthony. No he tenido la oportunidad de revisarlas por completo. ¡Esta noche sí lo haré!”