Compartir

Este ciclista vivió su particular 'tour de force' cuando una tarántula, de considerables dimensiones, recorrió su cuerpo ante la atónita mirada de sus compañeros, que intentaron acercar su mano al arácnido para quitárselo de encima, pero que ninguno se atrevió a tocar.

El grupo se detuvo para observar al insecto cuando éste interrumpió su marcha. Lo que no pudieron prever es que la araña se abalanzase sobre uno de ellos para trepar por su pierna, cadera y espalda.

Las escena fue grabada en la ciudad de Vitoria de Santo Antao (Brasil) y publicada en Facebook donde supero los 2.5 millones de reproducciones en su primera semana en la red.

Al final, la tarántula, tras inspeccionar el cuerpo del deportista, de la misma forma que llegó, se marchó.