Compartir

El alcohol le salvó la vida, no todos pueden decir lo mismo.

Una llamada telefónica alertó a la policía china de que un suicida iba saltar desde lo alto de un edificio. Cuando las autoridades se personaron en el inmueble, descubrieron que el hombre estaba tan borracho que se había quedado dormido sobre la estrecha cornisa del rascacielos, a 29 plantas del suelo.

De acuerdo con informaciones aparecidas en el Shangháiist, la policía de Xi'an, capital de la provincia de Shaanxi, en el centro de China, recibió una llamada en la que se denunciaba que un hombre, posiblemente un suicida, había sido visto en el techo de un edificio residencial de 29 pisos de altura. 

Sin embargo, cuando llegaron al lugar de los hechos, los agentes se sorprendieron al encontrar al suicida durmiendo 'la mona' sobre la agosta repisa. Los rescatadores pudieron acercarse al adulto, que presumiblemente, tal y como apuntan diferentes medios, se desmayó como consecuencia del alcohol consumido, desde dos ángulos distintos y lo retiraron del borde con toda seguridad.

Las fotos del supuesto suicida, acostado en el borde del edificio, fueron compartidas en el sitio web 'HSW.cn'.