Compartir

Un taxista de la ciudad china de Chengdu ha conseguido encontrar a su hija, tras 24 años desaparecida, gracias a que preguntaba por ella a cada cliente que subía en su vehículo, y difundía por todo el país la historia de su desaparición.

Wang Mingqing se hizo taxista en 2015 con la intención de encontrar a su hija. La pequeña se perdió en 1994, cuando tenía 3 años. A cada uno que subía en su taxi le preguntaba por ella. 

Mingqing y su esposa pasaron años pegando carteles con el rostro de la pequeña, visitando orfanatos y estando en continuo contacto con la policía, pero ha sido gracias a su taxi cuando la familia ha encontrado a la mujer, después de haber preguntado a más de 17 mil pasajeros, según informa 'debate.com'.

La hija de Mingqing conoció la historia de su padre a través de la prensa. Se puso en contacto con la policía y unas pruebas de ADN demostraron que, efectivamente, era hija del taxista.

Afortunadamente, la familia se reunirá al completo esta semana.