Compartir

Un fan del béisbol, que jugaba con una pelota en el tejado de un edifico, cayó al vacío y quedó aprisionado entre los muros de dos inmuebles en Honolulu, Estados Unidos. El hombre pudo ser rescatado tras tres horas de intenso trabajo por parte de los bomberos.

Este apasionado de 55 años, cuya identidad no ha trascendido, cayó desde casi cinco metros de altura antes de quedar atrapado entre los muros de dos viviendas mientras botaba una pelota en la cornisa de uno de ellos. La víctima fue trasladada de urgencia a un hospital en estado grave, tal y como informa  KHON-TV, en su edición hawaiana.

Según los informes, el hombre había estado haciendo rebotar la pelota de béisbol sobre una de las edificaciones, alrededor de las 14:00 (hora local), un mal bote hizo que intentara cogerla, con la mala suerte de que cayó por el espacio que había entre las dos casas.

Los equipos de rescate trataron de bajar un cable para proceder a su liberación, pero el hombre no pudo agarrarlo, informó Honolulu Star-Advertiser. Entonces, decidieron cavar un socavón para atravesar una de las paredes y acceder al lugar donde se encontraba el herido, que no paraba de gritar. Sobre las 17:30 horas fue finalmente liberado.

“Mi recomendación sería poner algún tipo de pantalla o área de protección en el espacio entre los dos edificios”, comentó un experto a KHON. “Ahora, tienes que hacer que los dos propietarios de edificios acepten eso, pero sería más seguro que lo que está ahora”.