Compartir

Llegar a fin de mes habiendo pagado todos los recibos es el objetivo de todas las personas pertenecientes a la clase media y/o baja. Sin embargo, hay diferentes maneras para organizar los gastos para cumplir con los recibos que llegan.

Una mujer de Nueva Zelanda, Charie Howie, ha desvelado la planificación de gastos que ha llevado a cabo en una página de Facebook llamada 'Cheaper Living'. Para sus intereses, ha resultado efectiva ya que le ha permitido comprar una casa en la localidad de Auckland en el año 2015. Ella le da las gracias a su madre porque fue ella “quien le enseñó a organizar el dinero”. 

Lo que hizo fue organizar la partida presupuestaria en dos tipos de gasto: gastos regulares (los más comunes como ir al gimnasio, luz, agua, transporte, comisiones bancarias y suscripciones) y gastos irregulares que deben usarse única y exclusivamente para ello (dentista, peluquería y ropa). 

Con todos ellos, también tiene en cuenta el gasto que supone el seguro médico durante el año para organizarlo junto al apartado de ahorro, en el que dividió todos los ingresos que recibía.