Compartir

La estación espacial china Tiangong 1 caerá a la tierra aproximadamente entre el 30 de marzo y el 6 de abril (con un margen de error de dos semanas), en una zona que, por latitud, comprenda a la franja que integra el norte de España, el centro de Italia, Portugal, Grecia, norte de China, EEUU, entre otros.

No obstante, está previsto que los componentes de la estación se desintegren antes de que entren en la atmósfera, aunque es posible que algunos pequeños escombros golpeen la Tierra.

Que no cunda el pánico. Según la Agencia Espacial Europea (ESA), la probabilidad de que una persona sufra el impacto de un fragmento es 10 millones de veces menor que la probabilidad anual de que nos caiga un rayo.

Hay incluso algunos que se han atrevido a bromear con la noticia: