Compartir

Un telesilla de la estación de esquí de Guadauri (Georgia) ha sufrido una avería técnica y ha lanzado por los aires a decenas de personas cuando llegaba a la parte baja, tal y como informa el diario 'Georgia Today'.

A pesar de que el telesilla había pasado la inspección sin ningún problema el año pasado, comenzó a circular en sentido contrario a mucha velocidad y provocó la brutal caída de los esquiadores. 

Según el ministro de Sanidad, David Sergeenko, uno de los esquiadores ha sido ingresado en el hospital tras sufrir una fractura abierta en la cabeza, mientras que una embarazada también ha sido hospitalizada por fuerte dolor en la cadera. 

Las autoridades ya trabajan en la investigación de lo ocurrido teniendo en cuenta el informe de la última investigación.