Compartir

La rampa de carga de un avión ruso se abrió accidentalmente durante su despegue y toneladas de oro, platino y diamantes quedaron esparcidos por la pista y perdidos en un radio de 25 kilómetros.

El Comité de Investigación ruso ha confirmado que la aeronave, un modelo de carga AN-12, de Nimbus Airlines, transportaba 378 millones dólares en oro, platino y diamantes cuando despegó del aeropuerto de Yakutsk (Rusia), el pasado jueves. 

Durante el despegue, la rampa de carga se abrió, por razones todavía desconocidas, y el flete que trasportaba quedó esparcido por la zona que sobrevolaba el aeroplano.

Tal y como informa 'The Siberian Times', el 75% de la carga es  propiedad de la Canadian Kinross Gold. 

La policía acordonó la pista y las cercanías del aeropuerto.

Los investigadores detuvieron a los ingenieros técnicos que prepararon el avión para el despegue.