Compartir

Un gato de Baltimore (Estados Unidos), de 17 años, ha sufrido una intervención quirúrgica por valor de 19.000 dólares, algo más de 15.000 euros.

En 2016, Betsy Boyd, profesora a tiempo parcial en la Universidad de Baltimore, aseguró estar desolada al enterarse de que su gato, Stanley, padecía insuficiencia renal.

Desde entonces, ella y su marido ahorraron la cantidad exigida por los médicos para poder hacerle un trasplante de riñón, operación cuyo coste ascendía 19.000 dólares.

“Me ha visto a través de los peores momentos de mi vida”, aseguró Boyd a WJZ-TV. “Es un gato viejo. No corre tan bien como solía hacerlo”. “Es un amigo, y creo que este amigo quería vivir, así que pagué por la cirugía“, continuó emocionada la mujer.

Si los gatos tienen 7 vidas, esta pareja le regaló una octava.