Compartir

Una niña de 10 años ha atropellado, de manera accidental y mortal, a su madre de 48 mientras ambas intentaban sacar su automóvil atascado en la nieve en Tonawanda, al norte de Nueva York, Estados Unidos.

Según 'The Buffalo News', la pequeña pisó por error el acelerador y la puerta abierta del coche golpeó a la madre, que cayó al suelo y quedó aprisionada bajo las ruedas del automóvil.

Una grúa acudió al lugar de los hechos y levantó el coche, pero los facultativos nada pudieron hacer por salvar la vida de la fallecida.

Este es un caso similar al ocurrido la semana pasada en el estado de New Jersey, cunando otra mujer murió al ser atropellada accidentalmente por su esposo mientras limpiaba la nieve acumulada en su casa en Pompton Plains.