Compartir

Impresionantes imágenes que nos llegan desde las antípodas.

Ocurrió en una carretera del sur de Australia, donde miembros de The Fauna Rescue Group, atendieron a una canguro que acababa de ser atropellada por un vehículo.

Los operarios no pudieron hacer nada por salvar la vida del animal pero, a cambio, se llevaron una grata sorpresa al descubrir que en el interior de la bolsa marsupial del canguro había un recién nacido que seguía con vida.

El grupo de rescate filmó las imágenes que compartieron en su perfil de Facebook e insistió en la importancia de revisar las bolsas de estos mamíferos en casos similares.

Su precaución salvó la vida del pequeño.