Compartir

El altavoz desarrollado por la empresa Echo incluye un asistente personal desarrollado por la empresa y que recibe el nombre de Alexa. Muchas son las funciones que tiene este altavoz, desde adaptar su sonido a la estancia de la casa en la que se encuentra, hasta un sistema de reconocimiento de voz para hacer llamadas.

Estas funciones serían muy útiles para los usuarios si no fuera por el fallo que tiene el reconocimiento de voz, y es que cuando el comprador lo usa, Alexa se ríe, y la risa es de lo más inquietante. El aparato se está vendiendo a través de Amazon y ha sido en la web donde los compradores se han quejado de este fallo.

Amazon se encuentra analizando el producto para hallar el problema con el altavoz, “somos conscientes de esto y estamos trabajando para solucionarlo” ha comunicado desde la empresa de venta online.