Compartir

Una mujer, que se disponía a plantar unas flores en el jardín de su casa en Long Island, Nueva York (Estados Unidos), se llevó una desagradable sorpresa al encontrar, enterrados en la arena, los restos de un cadáver.

De acuerdo con informaciones publicadas por 'El diario de Nueva York', la zona, donde fue encontrado el cuerpo, es un núcleo de las actividades ilegales realizadas por la violenta pandilla Mara Salvatrucha, por lo que, muchos vecinos no dudan en atribuir el macabro hallazgo a miembros de la banda.

“Puede haber un poco de miedo, nadie quiere decir nada“, comentó un un vecino.”Anteriormente hubo problemas con maras, cosas por el estilo por aquí, por eso no me sorprendería“, añadió.

Tras exonerar los restos para su identificación y determinar la causa de la muerte, las autoridades habilitaron un número de teléfono para que cualquier vecino pueda colaborar en el esclarecimiento del caso.