Compartir

Danilo Giuffrida, italiano de 35 años, ha recibido una indemnización de 100.000 euros por daños y perjuicios. El motivo de la compensación se debe a que suspendió el examen de conducir por ser homosexual.

En el año 2008 su abogado recurrió a un tribunal de Catania para denunciar este hecho. Por aquel entonces, ésta instancia solo le ofrecía como recompensa 20.000 euros. Sin embargo, su defensa ha luchado hasta el último segundo por que la cantidad de dinero fuese mucho mayor, y lo ha conseguido. 

Para lograrlo, recurrió al Tribunal de Apelación de Palermo, y alegó que “un monto inferior a 100.000 euros no sería adecuado para la restauración de los perjuicios”. 

Ahora, se muestra satisfecho por ver que las pretensiones que reclamaba por su cliente se han visto cumplidas: “Se trata de una victoria de todos los que cada día sufren comportamientos intolerables que ofenden la dignidad de la persona en relación con su condición sexual”. sentenció.