Compartir

Una historiadora de arte y arqueóloga ha encontrado en Florida (Estados Unidos) los planes de Pablo Picasso para construir la escultura de hormigón más alta del mundo, un deseo que el artista malagueño anunció hace 50 años.

Kamila Oles, de la Universidad del Sur de Florida, ha reconstruido el proyecto de Picasso con el descubrimiento de un carrete de audio ahora obsoleto (1/4″ X 1200' 7″), que incluye una grabación realizada en 1974 por Carl Nesjar, colaborador del artista español, según informó hoy esta institución educativa estadounidense.

“Cuando encontré el carrete, tuve la sensación de que iba a ser una pieza importante del rompecabezas. Me llevó mucho tiempo encontrar una empresa con la tecnología necesaria para convertirlo en MP3. Cuando me di cuenta de que era Carl Nesjar el que hablaba, mi mandíbula casi se estrella en el suelo”, explica Oles.

Nesjar trabajó con Picasso durante 20 años, convirtiendo sus dibujos y modelos en grandes esculturas públicas, como el 'Busto de Sylvette', de 12 metros de altura y que actualmente se exhibe en la Universidad de Nueva York.

Esta obra es anterior a 'Busto de Mujer', un proyecto de Picasso de construir la escultura de hormigón más alta para la Universidad del Sur de Florida. Además de la grabación de Nesjar, Oles descubrió una copia de la fotografía y los bocetos de aprobación del artista andaluz, que mostraban su deseo de construir una escultura de 30 metros hecha de hormigón armado, rodeada por un centro de arte arquitectónico diseñado por arquitecto Paul Rudolph, quien vivía en ese momento en Sarasota (Florida) y ya había construido varias estructuras en todo el estado.

La Junta Estatal de Regentes aprobó la construcción de la escultura el 9 de abril de 1973, un día después de la muerte del artista, pero nunca aceptó financiar la obra, cuyo coste rondaba los 10 millones de dólares (8,2 millones de euros).

Aunque el proyecto de Picasso nunca se llevó a cabo, los interesados tendrán la posibilidad de analizar 'Busto de Mujer' en una galería virtual. “Somos los próximos artesanos que darán vida al proyecto más grande del artista más famoso del mundo por medio de nuevas tecnologías. Es un placer extraordinario darse cuenta del deseo de Picasso. Creo que estaría muy entusiasmado con nuestros métodos de realidad virtual”, concluye Oles.