Compartir

Louise Reay, una cómica de nacionalidad británica, puede quedar en la ruina tras la demanda impuesta por su ex-marido, que la acusa de haberle difamado durante sus actuaciones.

Según informa 'The Guardian', el demandante, Thomas Reay, acusa a su ex-mujer de violar su privacidad, y revelar información sensible sobre su intimidad. Por su parte, Louise niega los cargos.

La artista admitió que, durante una actuación de 50 minutos, hizo “un par de referencias” a su esposo, “quizás durante dos minutos“, para expresar la pena por poner punto y final a su matrimonio.

El despechado esposo le exige una indemnización de 30.000 libras, casi 35.000 euros, los costes judiciales derivados y que no se refiera a él durante sus actuaciones.

Louise asegura que, si pierde el juicio, se arruinará y ha puesto en marcha una campaña de donaciones para defender la libertad de expresión.