Compartir

Un mujer norteamericana, del estado de Kansas, ha sido demandada por el Central National Bank de Wichita por aprovecharse de un fallo informático en uno de sus cajeros. Al parecer, la máquina repartía billetes de 100 dólares en vez de billetes de 5.

El banco acusa a  Christina C. Ochoa de haber hecho constantes retiradas de efectivo del cajero defectuoso. Según 'The Wichita Eagle', los hechos sucedieron el pasado 22 de enero

Según los informes, Ochoa retiró dinero hasta en 50 ocasiones y ahora, el banco le exige un pago de 11.607,36 dólares más intereses. 

La denuncia de la entidad también afecta a la madre de Ochoa, ya que según los mismos informes policiales, fue quien llevaba a su hija a sacar dinero.

“La primera vez que el cajero automático dispensó más dinero del que debía (…) Christina y Christy debían devolver los fondos excedentes al banco (…)  No solo dejaron de hacerlo, sino que capitalizaron la situación realizando una serie de más de cincuenta retiradas de efectivo, la mayoría en intervalos de un minuto“.

En declaraciones al citado medio, madre e hija niegan lo sucedido y aseguran que guardan los comprobantes con las cantidades retiradas

Por su parte, Ochoa afirmó que su hija hizo constantes retiradas de dinero porque necesitaba muchos billetes de 5 dólares para hacer un 'Money Cake', típico regalo donde se agasaja al homenajeado con pequeñas cantidades de dinero. 

El banco ha bloqueado las cuentas de Ochoa para poder recuperar parte del dinero. El Central National Bank también está tratando de localizar un par de coches que las Ochoa compraron con dinero del cajero, y alegan que el pago inicial de 3.000 dolares por uno de ellos se realizó íntegramente con billetes de 100.