Compartir

Una adolescente checa ha confesado que se gasta más de 1.000 euros al mes, de la cuenta de sus padres, para logar parecerse a una 'Barbie'.

Gabriela Jirackova comenzó con su obsesión cuando tenía 16 años. Al principio se ponía extensiones de color rubio, utilizaba pestañas postizas, maquillaje permanente y relleno de labios. Al alcanzar la mayoría de edad, Jirackova se ha sometido a su primera cirugía. Ha aumentado, considerablemente, el tamaños de sus senos, y se plantea realizarse otras como la extirpación de costillas. Incluso no descarta volver a hacer más grande su pecho para parecerse lo más posible a su muñeca favorita.

En declaraciones a 'Barcroft TV', la joven asegura que “me inspiraron otras Barbies de la vida real y también las muñecas que tengo”, y es que Jirackova posee una colección de más de 300.

“Paso tres horas y media todos los días preparándome. Este estilo de vida no es nada fácil. Mantener mi imagen es difícil en todos sus aspectos, desde el punto de vista financiero, físico y también mental. Hay una gran presión sobre mí por parte de los medios, mis fans, los que me odian, de todos.” 

Aunque no todos están a favor de su lujoso estilo de vida, Gabriela insiste en que es una modelo positiva.

“Muchas madres me condenan por ser una mala influencia para sus hijos y dicen que estoy dando un mal ejemplo”. “Creo que soy un ejemplo mucho mejor que la mayoría de otras celebridades, que consumen drogas, cambian de pareja o incluso se involucran en escándalos. Esos niños ven todo eso y a sus padres no les importa. Por el contrario, siempre he alentado a otros a hacer lo que quieren hacer ellos mismos y en lo que quieren llegar a ser. Ese es el mensaje que siempre extiendo”.

Gabriela sueña con vivir en los Estados Unidos. Que se preparen…