Compartir

Una mujer, de origen chino, se metió en el interior de un escáner seguridad para no perder de vista su posesión mas preciada: su bolso.

El personal de la estación de trenes de Dongguani (China) se quedó perplejo, cuando, a través de los monitores del escáner, vieron la silueta de una mujer.

El incidente ocurrió el domingo, cuando el tránsito de pasajeros en la estación era altísimo como consecuencia de la celebración del Año Nuevo chino, tal y como informa el 'Daily Mail'.

Las imágenes muestran a la mujer arrodillada detrás de su equipaje y con sus zapatos de tacón puestos.  Tras bajarse de la cinta, la mujer revisó sus pertenencias y siguió su camino como si nada.

Una de las razones por las cuáles la mujer no quiso abandonar su bolso, podría ser que muchas personas en China llevan grandes cantidades de dinero en efectivo cuando viajan, pero no se ha contrastado.