Compartir

Una joven norteamericana llamada Nichole Ward ha compartido a través de Facebook un experimento propio que incumbe a todos. Con más de 500.000 interacciones, el post refleja el daño que puede provocar en tu organismo el uso de secadores de manos en establecimientos públicos.

“Esto aquí, es lo que creció en una placa de Petri después de unos pocos días”, comenta Nichole al mostrar el resultado de su experimento. Repugnante, la placa recoge hasta 25 tipos distintos de hongos que fueron adquiridos al mantener la placa durante tres minutos cerca del secador.

“Esta es la variedad de posibles hongos y bacterias patógenas que gira en torno a sus manos, y cree que está saliendo con las manos limpias” ilustraba Ward, quien no consta que tenga estudios relacionados con la ciencia según 'The Sun'.

La empresa responsable de los secadores Dyson AirbladeTM ha mostrado su sorpresa ante los resultados. “Los secadores han demostrado ser higiénicos gracias a la investigación universitaria y cuentan con la confianza de hospitales, fabricantes de alimentos y empresas de todo el mundo”, reprochan.

Desde las redes sociales aplauden la investigación de Nichole, a quien incluso respaldan para recibir premios.