Compartir

Todos los presidentes de los Estados Unidos piden prestado elementos decorativos para la Casa Blanca. En esta ocasión Donald Trump y Melania solicitaron al museo Guggenheim la obra “Paisaje con nieve” de Vicent Vang Gogh. Sin embargo, su petición fue denegada por el museo y le ha ofrecido al mandatario norteamericano un retrete de oro.

Según informa 'La Vanguardia', la directora artística considera que la taza de váter de oro es una sátira sobre el exceso de riqueza de la nación. La obra, de nombre “América” y cuyo autor es el artista italiano Maurizio Cattelan, está valorada en más de un millón de dólares y fue usado en el baño público del museo para que los visitantes pudiesen hacer uso de él.

La versión de la dirección del Guggenheim a la negativa de la cesión del cuadro reside en que la obra “tenía que viajar al museo de Bilbao” y que tendría que quedarse de forma “permanente” a su regreso, de ahí que “lamentasen profundamente no atender a su petición”. En cuanto al retrete, asegura la directora Nancy Spector que es “valioso y algo frágil” y que en el caso de que Trump acceda al préstamo “pondrán todas las facilidades para su uso e instalación”.