Compartir

Tara Guertin,, una conductora, que siguió 'a pies juntillas' las indicaciones que le hacía su GPS, acabó en el interior de un lago helado en el estado de Vermont, Estados Unidos.

La conductora acabó deslizándose por las congeladas aguas del lago Champlain. El hielo se agrietó y el coche acabó hundiéndose en su interior.

Según un informe de la policía, Guertin, que estaba al volante de un  Jeep Compass, “siguió las instrucciones del GPS que le aconsejó seguir recto”. Al hacer caso de la máquina, “la conductora bajó por la rampa del bote hacia el hielo“. Tras deslizarse por el hielo, el Jeep se sumergió rápidamente.

Según las mismas fuentes, la mujer “no estaba bajo la influencia del alcohol o las drogas en el momento del incidente”. 

“La única parte visible del vehículo era su parachoques trasero“, ya que el resto del automóvil estaba sumergido.

Me quedé sin palabras“, dijo más tarde la propietaria del vehículo a la televisión local CBS WCAX-3.

El Jeep, finalmente, fue sacado del agua el pasado lunes.