Compartir

Jeff Envans, un pescador del estado de Arizona, Estados Unidos, se encontraba el viernes practicando su deporte favorito en la lago Silverbell en Tucson (Arizona), cuando un curioso pez mordió su anzuelo.

Envans aseguró que el ejemplar pesaba unas tres libras y, en un principio, pensó que era una piraña. Había acudido al lago con la intención de pescar truchas.

“Pude verlos, había alrededor de cinco o seis y lo perdí. La primera vez que lo enganché, rompió el anzuelo“, declaró Evans al 'Arizona Daily Star'.

Evans decidió cambiar el anzuelo y colocar, en su lugar, uno más grande. Acertó.

El hombre de 49 años ha pescado durante más de 20 años y esta es la segunda vez que captura un pez similar.  

Mark Hart, portavoz del Departamento de Pesca de Arizona, aseguró que el pez se parece a una piraña, pero en en realidad es un pez Pacú. La gente arroja diferentes tipos de peces con bastante frecuencia, según Hart.

“Sucede mucho… o peces que capturaron en otro lugar o si lo tuvieron en un acuario y decidieron que no lo querían”, dijo. “Por alguna razón, simplemente los abandonan“.

Tal y como informa el portal 'Hipertextual', en 2013 se localizó el primer ejemplar de pacú en el estrecho de Øresund, entre Suecia y Dinamarca. También, algunos ejemplares han sido vistos en en el río Sena de París, en Texas, Florida o Nueva Jersey (Estados Unidos). 

Normalmente, esta especie no es peligrosa, a no ser que esté hambrienta. Se han registrado algunos casos de ataques a humanos en Papúa Nueva Guinea.