Compartir

La Policía Nacional, en colaboración con las autoridades italianas, ha detenido en Alicante al histórico mafioso Fausto Pellegrinetti, que llevaba huido desde 1993.

Según informó la Policía, el arrestado tenía en vigor tres reclamaciones internacionales por delitos de tráfico de drogas y blanqueo de capitales y actualmente residía en un ático en una zona de lujo alicantina bajo una falsa identidad.

El arresto de Pellegrinetti pone fin a una investigación de casi dos años, coordinada por la Direzione Distrettuale Antimafia de Roma. Han colaborado el Grupo de Localización de Fugitivos de la Policía Nacional española, la Criminalpol y la Direzione Centrale Servizi Antidroga.

Este mafioso fue detenido en 1992 en Roma con más de un millón y medio de dólares en su poder tras su última operación de narcotráfico, pero logró huir un año más tarde durante un arresto domiciliario en una clínica romana y continuó con su actividad delictiva en la clandestinidad.

ÁTICO DE LUJO

Su arresto en Alicante fue realizado por agentes de la Policía española, junto a agentes italianos específicamente desplazados para esa investigación, en el domicilio del fugitivo, un ático de lujo en una zona exclusiva de la ciudad alicantina donde residía con una identidad falsa.

El arrestado tenía en vigor tres reclamaciones internacionales emitidas por Italia por los delitos de tráfico de drogas y blanqueo de capitales por los que había sido condenado definitivamente a 13 años de prisión. Los hechos investigados en su momento acreditaron la compra de 550 kilogramos de cocaína y el blanqueo de más 6.000 millones de liras procedentes del narcotráfico.

Tras casi 25 años oculto, los investigadores italianos centraron su pista en Alicante, donde, junto a la Policía Nacional española, lograron desmontar la red de protección del fugitivo y detener al histórico mafioso.

ALIANZA MAFIOSA

Pellegrinetti es un histórico mafioso italiano que mantuvo una estrecha relación criminal con el famoso clan de los Marsigliesi, Berenguer, Bellicini y Bergamelli. Su larguísimo historial criminal se inició en 1980, junto a su grupo del Tufello, cuando tras una reunión en un restaurante del Trastevere con otros miembros de la denominada banda de la Magliana decidieron aliarse.

Entre ambos grupos se inició una relación basada en las apuestas clandestinas, los secuestros, los robos y las extorsiones. Fue en 1992, a partir de una investigación de la DEA, cuando las autoridades italianas siguieron el rastro del dinero procedente de su última operación de tráfico de estupefacientes desde Norteamérica a Europa y Colombia.

Así llegaron hasta Pellegrinetti, logrando su detención en la conocida zona de Vía Aurelia de Roma con más un millón y medio de dólares en metálico. Pero en octubre de 1993 este mafioso logró escapar durante un arresto domiciliario en una clínica privada de Roma.