Compartir

Glenford Turner, un veterano del ejército estadounidense, ha demandando al Hospital de Veteranos de Connecticut, después de que uno de sus cirujanos hubiera olvidado, en el interior de su cuerpo, el bisturí con el que estaba practicándole una intervención.

Los hechos se han descubierto ahora, cuatro años después de la operación, cuando el paciente comenzó a sufrir unos fuertes dolores abdominales.

La semana pasada, Turner demandó al Hospital ante el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos. De acuerdo con documentos judiciales, Turner se sometió a la cirugía en 2013. Cuatro años después de la intervención, el paciente regresó al centro aquejado de fuertes dolores abdominales. Una radiografía reveló el origen de la dolencia. En la imagen el bisturí puede apreciarse con total nitidez.

Turner tuvo que someterse, de nuevo, a otra operación y los médicos que le intervinieron confirmaron que el bisturí pertenecía al hospital, tal y como informa el 'Toronto Sun'.

Faxon, abogado del paciente, define la situación como “un incomprensible nivel de incompetencia“.