Compartir

Una enfermera se llevó una desagradable sorpresa cuando compró un par de pantalones por Internet y encontró un tanga usado en uno de sus bolsillos.

Christine Evans encargó 'on line' un par de pantalones vaqueros modelo Not Your Daughters Jeans de la marca Nordstrom.

Cuando recibió el pedido, atónita, descubrió que un tanga usado venía como 'regalo' en el interior de uno de sus bolsillos delanteros.

Enfadadísima, Evans decidió escribir directamente a la marca través de su cuenta de Twitter: “Tras muchos años de fidelidad a su marca, me horroriza la falta de atención al cliente que han demostrado cuando he recibido un par de pantalones Not Your Daughters con un tanga sucio y usado en el bolsillo delantero”, tuiteó Evans.

La enfermera aseguró que el hecho de que hubiera un tanga sucio en el bolsillo era muy preocupante debido a los riesgos para la salud que el artículo podría suponer.”Como enfermera, la gran cantidad de peligros para la salud que presenta este problema es asombrosa“, dijo. Y “Sin embargo, todas las respuestas de los empleados de servicios al cliente no reflejaban la gravedad de la situación”.

La marca ofreció otro par de vaqueros de reemplazo  a la afectada, y agregó que ninguna compensación “pudiera hacer que esto fuera correcto“.

La compañía está ansiosa por descubrir cómo un tanga sucio terminó en el bolsillo de un nuevo par de pantalones.