Compartir

Una exposición en Bruselas muestra la ropa usada por las víctimas de violación en el momento en que fueron atacadas. Al parecer, la muestra está realizada con la intención de desmitificar la idea de que la vestimenta provocativa es uno de los factores clave en los delitos sexuales violentos.

La exhibición se ha realizado en un museo, del tristemente conocido barrio de Molenbeek, de la capital belga, y bajo el título de '¿Es culpa mía?', muestra el atuendo que, diferentes victimas, vestían en el momento en el que fueron violadas, tal y como informa el sitio web 'Flanders News'.

La ropa prestada a los organizadores incluye pantalones de chándal, pijamas y vestidos. “Lo que notan inmediatamente cuando caminan por aquí: todas son piezas muy normales que cualquiera usaría“, explicó Liesbeth Kennes, una de las responsables de la exposición al canal de radio 'VRT1'. “Incluso hay una camisa infantil con una imagen de 'My Little Pony' en la exposición, que trae a casa una dura realidad”, dijo.

Kennes aseguró que “culpar a la víctima” sigue siendo un problema en los casos de agresión sexual, donde ésta puede ser interrogada bajo el supuesto de que fueron, al menos en parte, responsables de la agresión sexual. “Detrás de esas figuras hay personas de carne y hueso, mujeres, hombres y niños”, dijo, “nuestra sociedad desalienta a las víctimas de hablar sobre lo que han experimentado”.

Mientras que las víctimas son acusadas de vestirse provocativamente, coquetear o incluso ir en bicicleta a casa a altas horas de la noche, Kennes dijo: “Solo hay una persona responsable, una persona que podría prevenir la violación: el perpetrador“.