Compartir

Este dragón de Komodo engulle un babuino entero en pocos segundos. El reptil es capaz de hacerlo desaparecer y de tragarlo de una sentada y sin despedazarlo.