Compartir

Una doctora falleció el pasado 30 de diciembre en China al colapsar en su propio hospital tras dieciocho horas de trabajo constante. Zhao Bianxiang, de 43 años, entró a trabajar el día 28 a las seis de la tarde y sufrió el desplome durante el mediodía del día siguiente.

Según informa el medio asiático 'The Epoch Times', fue llevada a urgencias de inmediato, aunque sus compañeros no consiguieron salvar su vida. Calificada por sus compañeros como una trabajadora insaciable que “nunca rechazaba una solicitud de ayuda e incluso colaboraba en sus días libres” falleció a las 11.16 horas a causa de una hemorragia subaracnoidea.

Según recoge 'RT Actualidad', más de 600.000 sufren exceso de trabajo en el país asiático, lo que puede derivar en una enfermedad aguda debido a estrés mental, largas horas de trabajo o tensión física del trabajo.