Compartir

En este barrio de Bristol estaban buscando una medida para
que los pájaros no defecaran encima de los lujosos coches de los vecinos que
aparcaban por la zona y lo han conseguido tras poner en marcha una medida que
hace el lugar inhabitable para los animales, ya que han colocado una serie de
púas en las ramas de los árboles.

El hecho fue denunciado via twitter por una residente de la
ciudad, Jennifer Garret, aunque reconoce que es una medida que podría ser
legal
, ya que se trata de una zona privada.

The Guardian, pudo hablar con otra residente de la zona, que
prefirió mantener su identidad en el anonimato, pero dejó declaraciones: “Son
únicamente para proteger los autos, hay un gran problema con los excrementos de
aves por aquí, realmente pueden dañar los vehículos y por alguna razón las aves
parecen congregarse en esta área”.

Los residentes de Bristol han mostrado su indignación y un
concejal ha prometido tratar el tema con las instituciones locales.