Compartir

Una madre de familia ha sido objeto de crítica e insultos en las redes sociales tras asegurar que ha comprado más de 60 regalos a sus hijos por Navidad

Claire Young, de 29 años, no puede trabajar. Desde el año 2012, esta ex camarera británica, recibe ayudas del gobierno por una fibromialgia que le impide desarrollar tareas profesionales, tal y como informa' The Sun'.

Hace pocos días, esta joven apareció en un programa de televisión y aseguró que se había gastado 2.000 libras en regalos para sus hijos. Diez para cada uno.

Tras su confesión la red se llenó de comentarios e insultos hacia la joven madre a la que tildaban, entre otras cosas, de “vil” y “codiciosa“.

Young no se mordió la lengua y respondió a sus críticos. A su parecer, nadie tiene derecho a decirle en qué debe gastar su dinero. “Soy muy justa y me aseguro de que mis hijos reciban 11 regalos cada uno, 66 entre todos”, aseguró sin sentir remordimiento alguno.

Nos quedamos sin vacaciones durante el verano y sólo tengo un par de zapatos para poder ahorrar para Navidad para mis hijos”, continuó.

“Quiero volver al trabajo, pero actualmente es mejor para nosotros no hacerlo ya que no ganaríamos lo suficiente. No bebo, no salgo todos los fines de semana, no tomo drogas, apenas compro. Todo es para los niños“, concluyó.

Young tiene seeis hijos: Steven,  de 11, años,  Lisa, de nueve, Lucy, de siete, Jamie, de seis, Kayla, de cinco, y Evie, de 22 meses. 

Para ellos, la ex camarera ha comprado, por el momento,  una consola de video juegos PS4, algunos juegos, DC Superhero Girl toys, juegos de Lego, ropa, muñecas y la granja de Peppa Pig.