Compartir

Existen mascotas y mascotas.

Un joven indonesio, de 14 años, ha muerto después de intentar tomarse una fotografía junto a su mascota, un ejemplar de serpiente cobra, una de las más venenosas del mundo.

Los hechos ocurrieron el pasado 11 de diciembre, en Bundung Regency, provincia de West Java, cuando la cobra mordió, mortalmente, el brazo derecho de su amo, tal y como informa el 'Daily Mail'.

La tragedia sobrevino sobre las 9:50 a.m. (hora local). El chico dio un baño al reptil y le sacó una fotografía que compartió por WhatsApp.

En la imagen se puede ver ala animal en posición de ataque, segundos antes de atacar a su dueño.”Por qué no sonríes un poco“, escribió junto a la foto.

Y vaya si lo hizo. Segundos después, el joven compartió otra instantánea, esta vez, de su brazo ensangrentado.

Entre la vida y la muerte“, fue el comentario que escribió Aril, nombre con el que ha sido identificado el joven.

Según el rotativo británico, el adolescente trató, sin éxito, de hacerse un torniquete para evitar que el veneno se extendiera al resto de su cuerpo. Fue inútil.

Si alguien se considera mi amigo, por favor llevarme al hospital“, rogó a través del servicio de mensajería instantánea.

Pero sus peticiones de auxilio pasaron desapercibidas.

El menor fue trasladado una hora después al hospital y murió en el centro pasadas unas 12 horas de su ingreso.