Compartir

A Jesús Ruíz Moneo se le ha felicitado hasta la saciedad en la red social Facebook por este gesto de apoyo incondicional hacia su hijo, Luken, de 5 años. Al parecer, a Luken 'le encanta' pintarse las uñas, y en el colegio, sus compañeros le tíldan de 'mariquita' por el hecho de hacerlo, esto, según Jesús, “le pone muy triste”.

Jesús, como muestra de apoyo hacia su hijo y para decirle que no está mal que se pinte las uñas, ha dejado que Luken le pinte las uñas y lo ha compartido en Facebook para mostrar que no pasa nada. Esta imagen está siendo auténticamente viral, ya que se ha compartido más de 39.000 veces.

La imagen lleva consigo un mensaje que ha sido de lo más fuerte y con el que Jesús quiere hacer reflexionar a los padres de los niños que se ríen de Luken, el mensaje es el siguiente: “Intentamos convencerle de que el problema lo tiene el que mira sin ver, pero es duro verle así. Aunque lo que más me entristece a mí, es el estado del cerebro de esos niños que sin duda están siendo encauzados hacía unas ideas retrógradas, anticuadas y sexistas (…) Pido a los padres que piensen en el tipo de ideas que están implantando en esos cerebritos en pleno desarrollo y que cicatrices les van a provocar. Además de lo que va a costar borrarlas, si es que es posible”.

El mensaje termina con un contundente “Vivan las uñas de colores, Viva Luken”.