Compartir

Obviamente, éste personaje no es el verdadero Santa Claus

La Policía californiana arrestó a un criminal, disfrazado de Papá Noel, que se encontraba atrapado en el interior de la chimenea de un negocio al que intentaba acceder para cometer un delito. Lo más curioso del caso es que fue él mismo quien denunció los hechos.

El pasado miércoles, agentes de la Policía Citrus Heights, en Sacramento, California (Estados Unidos) acudieron, junto al Departamento de Bomberos de la misma ciudad, en respuesta a una llamada, en la que el propio criminal denunciaba que se había quedado atrapado en una chimenea.

Los bomberos se vieron obligados a utilizar “equipo especializado” para sacar Jesse Berube, de 32 años, del estrecho conducto. El ladrón había quedado atrapado en el interior de la chimenea sin poder moverse hacia ninguno de los lados. Sólo tuvo espacio para sacar su móvil y pedir ayuda.

“Afortunadamente, Berube pudo moverse lo suficiente como para pedir ayuda”, dijo la policía.

Berube, que estaba cubierto de hollín pero ileso, fue arrestado por un cargo de robo.

El departamento de policía dijo que “el criminal Santa no tiene las mismas habilidades que el verdadero“.