Compartir

La tienda 'on line' de la conocida superficie londinense puso a la venta bolsos, de la firma 'Aspiral of London', valorados en casi 1.000 euros, al precio irrisorio de 10. Pero no era una oferta

Cuando los compradores se enteraron del “caramelo”, los bolsos de la firma se agotaron a los pocos minutos

Los ilusionados clientes se frotaban las manos, mientras pensaban que habían conseguido el regalo perfecto para las navidades, cuando la tienda informó del error. Responsables de la tienda 'online' de Harrods habían colocado mal el decimal en el precio del complemento, que en realidad costaba 800 libras (932 euros) y no 8 libras como mostraba la web.

Harrods identificó el error a tiempo e informó que no realizarán el envío de los bolsos adquiridos.

En declaraciones al rotativo 'The Telegraph', el abogado de los grandes almacenes, Andrew Leakey, confirmó que las compras no se harían efectivas, y explicó el porqué: si bien el email de confirmación podía considerarse un contrato entre la tienda y el cliente, la bajada de precio era tan obvia que la tienda podía argumentar que el error era evidente y anular la compra.

Mala suerte compradores.