Compartir

Un hombre de 70 años, y cuya identidad no ha trascendido, falleció en el interior de un vagón de metro en Ciudad de México (México)

Lo más alarmante y triste de este suceso es que nadie se percató de su muerte y su cuerpo recorrió varias veces la Línea 1.El hombre iba sentado en el asiento reservado para ancianos y embarazadas, parecía dormido y nadie se dio cuenta de que, en realidad, estaba muerto.

No fue hasta el cierre de la estación de Pantitlán, sobre las 23:45 de la noche, cuando notaron que algo ocurría en el vagón. 

Cuando algunos agentes se acercaron para despertarlo, se dieron cuenta de que el hombre no tenía constantes vitales y avisaron al personal sanitario, quienes sólo pudieron certificar su muerte.

Según informa 'AM Mexico', el hombre murió por causas naturales y fue trasladado al Ministerio Público, en espera de que fuera reclamado por sus familiares.